Reiki

​¿Qué es el Reiki?

​El Reiki es un método de sanación natural proveniente de Japón, es holístico ya que actúa a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

Reiki es una palabra japonesa compuesta por dos conceptos: uno es REI, que significa Universal; y el otro es KI, que significa Energía Vital.

Así pues Reiki viene a ser Energía Vital Universal.

El Reiki no tiene efectos secundarios, es decir, no puede causar daño. Es una terapia en sí misma pero también se puede usar como terapia complementaria. En ningún caso se recomienda dejar el tratamiento médico que haya indicado un médico. De hecho en algunos hospitales se ofrece Reiki como terapia complementaria.

El terapeuta de Reiki canaliza la energía, coloca las manos sobre el paciente y la Energía Universal fluye de forma que aumenta la capacidad natural de la persona, animal o planta para armonizarse y así reestablecer su salud.

Historia del Reiki

​El Reiki se practicaba desde la antigüedad y se transmitía de forma oral. El Reiki tal y como lo conocemos hoy en día comienza a finales del siglo XIX de la mano del Doctor Mikao Usui. Usui era director y profesor en una universidad de Kyoto. El no poder ofrecer una respuesta adecuada a la pregunta de uno de sus alumnos provocó que renunciara a su cargo y recorriera países, aprendiera lenguas antiguas, estudiara textos sagrados de diferentes culturas, para encontrar la respuesta.

Después de su largo periplo regresó a Japón, ascendió al monte sagrado Kurama y realizó un ayudo de 21 días, mientas meditaba. El día 21 recibió la iluminación, la Energía Universal fluyó a través de él: acababa de nacer el Reiki que hoy en día conocemos.

El Dr Mikao Usui formó a 16 maestros, algunos de los cuales se encargaron de difundir este método de sanación. El Reiki pasó de Japón a Hawai, después llegó a los Estados Unidos y desde allí al resto del mundo.

Beneficios

​Son muchos los beneficios del Reiki, como por ejemplo:

  • Reduce el estrés y la ansiedad aportando paz interior.

  • Aporta alivio a las migrañas.

  • Desbloquea las energías atascadas que pueda haber en alguna parte del cuerpo.

  • Ayuda a tratar las adicciones.

  • Disminuye el dolor físico y emocional.

  • Combate el insomnio y mejora la calidad del sueño.

  • Complementa cualquier tratamiento médico convencional.

  • Proporciona energía vital, alegría y fuerza.

  • Trata los trastornos digestivos.